Juan Lázaro /ICAL - Presentacion de la Semana Santa de Castilla y León
MADRID - TURISMO
Lunes, 11 de Marzo de 2019

La Semana Santa de Castilla y León llega a nueve países y seis comunidades autónomas

ICAL - La consejera de Cultura y Turismo invita a “vivir” del 12 al 21 de abril “experiencias únicas” de las que “dejan huella” en una región líder con ocho declaraciones de Interés Turístico Internacional

La consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, destacó hoy la “grandeza” de la Semana Santa de Castilla y León en el Círculo de Bellas Artes de la capital de España. Y lo hizo presumiendo de sus ocho declaraciones de Interés turístico internacional -Ávila, León, Medina del Campo, Medina de Rioseco, Palencia, Salamanca, Valladolid y Zamora-, unos reconocimientos que se suman a los cinco de Interés Turístico Nacional (Astorga, Burgos, Peñafiel, Ponferrada y Segovia), a los nueve de Interés Turístico Regional (Ágreda, Aranda de Duero, Bercianos de Aliste, Burgo de Osma, Navaluenga, Sahagún, Soria, Tordesillas y Toro) y que, en sus propias palabras, colocan a la Comunidad como líder nacional.

Esta Semana Santa de “tamaño familiar”, como reza el eslogan de su campaña, ha llegado de la mano de las cofradías a nueve países y seis comunidades autónomas. Así, este 2019 sus acciones promocionales ha alcanzado a Portugal, Holanda, Irlanda, Japón, Bélgica, Austria, Alemania, Polonia y España, donde la Junta de Castilla y León se ha centrado en mercados consolidados y de proximidad como Galicia, Extremadura, Navarra, País Vasco, Cataluña y Madrid.

“En la Semana Santa de 2018 llegaron más de 1,8 millones más de turistas madrileños a nuestros pueblos y ciudades, un 3,4 por ciento más que el año anterior”, señaló sin olvidar la celebración del VII Congreso Nacional de Hermandades y Cofradías del 21 al 24 de febrero en Zamora. Un “escaparate inigualable” que contó con la participación de las 24 Semanas Santas con declaración de interés turístico internacional y albergó el Encuentro Nacional de Bandas.

Además, con el objetivo de mejorar la oferta turística asociada a la Semana Santa, desde la Consejería de Cultura y Turismo se trabaja en el diseño de un Programa de Apertura de Monumentos, con más de 370, organizado en torno a diferentes propuestas temáticas y rutas.

García Cirac invitó a “vivir” del 12 al 21 de abril los más de 400 desfiles procesionales de la Semana Santa de Castilla y León, que recientemente -del 6 al 10 de marzo- ha sido presentada en la feria ITB de Berlín. Una “magnífica oportunidad” para conocer “experiencias únicas” de las que, según quiso poner de relieve, “dejan huella”. Diez días de pasión en los que propios y extraños podrán disfrutar de “una demostración única de arte en la calle verdaderamente imponente” admirando, en palabras de la consejera, la belleza de multitud de tallas, respirando el fervor en sus calles y saboreando sus propuestas gastronómicas.

Por su parte, el presidente de la Junta de Semana Santa de Medina del Campo (Valladolid), Carlos García Serrada, resaltó la “austeridad, sobriedad, religiosidad y silencio” que caracterizan a un “acontecimiento irrepetible” en la que “los caminos de la cruz hacia la esperanza de la feliz resurrección” estarán definidos en sus calles y plazas.

García Serrada, que comenzó su intervención entonando el viejo romance ‘Las siete palabras’, habló de “un momento de gran trascendencia” en el que cofrades, vecinos y turísticos se encuentran en “un rito que se renueva cada año” pese a ser distinto en su puesta en escena y cúmulo de sentimientos.

Una rica imaginería

De igual modo, habló de ese “gran momento del arte en la calle” con obras de Gregorio Fernández, Juan de Juni, Diego de Siloé, Salvador Carmona, Víctor de los Ríos o Ramón Alvárez. Una imaginería que brilla en los pueblos y ciudades de Castilla y León con sus pequeñas iglesias románicas y sus grandes palacios renacentistas.

Como hiciera García Cirac, el presidente de la Junta de Semana Santa de Medina del Campo invitó a “vivir intensamente” y en la “propia piel” -desde el Viernes de Dolores al Domingo de Resurección- una “tradición centenaria” de “singulares momentos, intensas emociones y silencios contenidos” en la que no faltará una gastronomía que, con el santo potajero de La Bañeza o el dos y pingada de Zamora, estará a la altura de los paladares más exigentes.