PALENCIA - CULTURA/PATRIMONIO
Martes, 12 de Marzo de 2019

Santa María la Real y la Usal participan en Sevilla en unas jornadas sobre conservación patrimonial

ICAL - La cita avanza en materia de conservación preventiva con una metodología basada en buenas prácticas

El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), con sede en Sevilla, acoge estos días un curso sobre conservación preventiva del patrimonio cultural dentro del proyecto europeo HeritageCare, en el que participan la Universidad de Salamanca y la Fundación Santa María la Real. En la cita pretende avanzar en la conservación preventiva de edificios históricos, mediante el desarrollo de una metodología, basada en buenas prácticas, que involucre a los propietarios de los edificios y les facilite una herramienta capaz de mejorar el diagnóstico.

Desde hoy y hasta el jueves, 14 de marzo, los participantes en el seminario de Sevilla podrán conocer no solo los objetivos del proyecto, sino también algunos de los casos prácticos que se han ido desarrollando desde su puesta en marcha en 2016. HeritageCare contempla 60 casos de estudio e intervención, entre los que se encuentran la iglesia de Becerril del Carpio en Palencia o la biblioteca de la Universidad de Salamanca.

En el templo palentino, restaurado dentro del Plan Románico Norte, promovido por la Junta de Castilla y León, HeritageCare trató de optimizar su conservación y mejorar su gestión. Para ello se llevó a cabo una premonitorización del edificio, desplazando a lo largo de la nave del templo sensores de temperatura y humedad.

De este modo, los técnicos de la Fundación Santa María la Real disponen de una foto fija de la situación ambiental del inmueble en un momento concreto, para realizar un diagnóstico inicial de su estado de conservación, recordaron desde la institución en un comunicado.

Los datos estáticos que arrojaron los sensores, ya retirados, se han integrado con un mapa tridimensional del edificio realizado por el Grupo TIDOP del Departamento de Ingeniería Cartográfica y del Terreno de la Escuela Politécnica Superior de Ávila.

En la biblioteca de la Universidad de Salamanca la actuación fue más completa, en este caso, la sinergia entre la Fundación y el Grupo TIDOP, permitió la monitorización del estudio salmantino y su sala de incunables, mediante la instalación de una treintena de sensores y dispositivos que permiten controlar las condiciones de temperatura, humedad, luminosidad, el ataque de insectos xilófagos o la radiación solar.

Ambos casos prácticos se expondrán en el seminario que se celebra estos días en Sevilla, en el que los participantes también podrán conocer otras experiencias de conservación preventiva, como la de la muralla de Ávila, donde la Fundación Santa María la Real junto con Telefónica pudo aplicar su sistema de monitorización del patrimonio (MHS).