Carlos S. Campillo /ICAL - Lectura pública de los Decreta de 1188 en León
LEÓN - CULTURA/PATRIMONIO
Sábado, 13 de Abril de 2019

León presume del origen del parlamentarismo en una nueva lectura pública de los Decreta de 1188

ICAL - La capital acoge la primera concentración de pendones del Reino tras su declaración como BIC

Los Decreta promulgados por Alfonso IX en 1188, germen del primer sistema parlamentario mundial, siguen siendo “un modelo fresco y vivo de ordenación de la colectividad”, según el escritor y académico de la Real Academia Española, José María Merino, quien hoy coprotagonizó, junto al también escritor Juan Pedro Aparicio y otros ciudadanos una lectura pública del texto histórico considerado como el testimonio del origen del parlamentarismo.

Desde hace tres años, el entorno de la basílica de San Isidoro, en cuyo claustro en 1188 el Rey Alfonso IX reunió en asamblea, por primera vez en la historia, a los representantes del pueblo llano, junto con nobles y clero- , acoge la lectura de los textos que la Unesco incluyó en su registro de la Memoria del Mundo en 2013. Para José María Merino, los Decreta son un texto que no envejece, “como la verdad”. “Aparte de su valor fundacional en materia de parlamentarismo –señala- lo sorprendente de los Decreta es que no envejecen, porque  están cargados de voluntad sincera de asentar una convivencia sólida: de ahí su propósito de que prevalezca la justicia en el diario pasar, el razonable reparto de las responsabilidades, su sentido común en todos los detalles”.

Destaca este académico de la Real Academia Española la claridad y sencillez de esta normativa, “sin retórica hueca”. “Para los demócratas de hoy –añade- los Decreta no deben ser un patrimonio arcaico, sino un modelo vivo y fresco de ordenación de la colectividad, desde la visión clara de los derechos y de los deberes”, apunta.

La lectura estuvo acompañada de veintena de pendones, las enseñas identitarias de los concejos del Reino de León que esta misma semana fueron reconocidos por la Junta como Bien de Interés Cultural (BIC).