Ricardo Ordóñez /ICAL - Entrega de Premios Evolución 2019
BURGOS - CULTURA/PATRIMONIO
Jueves, 18 de Julio de 2019

Fundación Atapuerca reconoce la labor de Germán Delibes y Ángel Ramos en la VI edición de los Premios Evolución

N.M.J. - Un reconocimiento que pone en valor el trabajo de aquellas personas o instituciones que han apoyado al Proyecto Atapuerca de forma relevante

Fundación Atapuerca reconoció hoy en Burgos la labor llevada a cabo por el catedrático de Prehistoria de la Universidad de Valladolid, Germán Delibes, y del que fue director de la Obra Social y Cultural de Caja de Burgos, Ángel Ramos. La Campa del Silo, ubicada en el exterior de la Trinchera del Ferrocarril de la sierra de Atapuerca acogió hoy la entrega de los Premios Evolución, creados en 2009, con el objetivo de poner en valor el trabajo de aquellas personas o instituciones que han apoyado al Proyecto Atapuerca de forma relevante.

De esta forma, el acto celebrado hoy contó con la presencia de los tres codirectores de Atapuerca, Eudald Carbonell, Juan Luis Arsuaga y José María Bermúdez de Castro, el presidente de la Fundación Atapuerca, Antonio Méndez Pozo, el delegado territorial de la Junta en Burgos, Baudilio Fernández-Mardomingo, el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, así como los miembros del Equipo de Investigación de Atapuerca, coincidiendo con la campaña de excavación.

En esta VI edición de los premios, Ángel Ramos recibe el reconocimiento a ‘los valores humanos’, por su labor realizada en Caja de Burgos, y que desde la Fundación destacan por ser “tan importante para la creación de la Fundación Atapuerca”, así como su “apoyo constante al proyecto. Ramos fue desde el año 1984 el director de la Obra Social y Cultural, y Relaciones Institucionales de la Caja de Burgos, además de Tesorero de la Fundación Atapuerca hasta 2003.

En declaraciones previas a los medios de comunicación, Ángel Ramos afirmó sentirse “muy a gusto y satisfecho” con este reconocimiento, y señaló que con el “gesto de mirar al pasado”, la propia Fundación “demuestra esa faceta humanística que ha tenido siempre de preocuparse por las personas”.

A preguntas de los periodistas acerca de la opinión de la Fundación sobre el papel determinante que tuvo a la hora de la creación de la misma, Ramos indicó que él solo era el “interlocutor” de los codirectores, y que desde los hallazgos encontrados en los años 90 “fueron calentando el ambiente” y comenzó a “hacerse necesario crear un ente que ayudara a los codirectores”. En este sentido, explicó que en aquel momento “no daban de sí”, por lo que necesitaban de una “estructura humana organizativa que fomentar y apoyara la investigación”.

Ramos recibió el premio de manos del presidente de la Fundación y de los tres codirectores de Atapuerca, y ofreció después un emotivo discurso donde recordó el proceso de formación de la Fundación y afirmó que los años en los que estuvo trabajando en ella fueron “los más gratificantes de su vida profesional”.

Por su parte, el profesor Germán Delibes de Castro, le fue concedido hoy el galardón en reconocimiento a su ‘labor científica’, por su trabajo de investigación y de impulso al conocimiento de la prehistoria, así como por su constante apoyo al proyecto científico. Delibes, quien se mostró “enormemente satisfecho” por el reconocimiento, se definió también como un “gran admirador” del proyecto Atapuerca.

Asimismo, señaló que a este trabajo se les “ha sabido dar una dimensión social extraordinaria”, y añadió que considera que “los arqueólogos en España no han sabido hacer las cosas durante mucho tiempo” , puesto que durante años se dedicaban a “investigar para ellos mismos y sus colegas”.

Los premios entregados hoy consisten en dos esculturas donadas por el artista burgalés Óscar Martín. La escultura representativa del Premio Evolución a los valores humanos, recibe el título de ‘Adición’, y se trata de una figura antropomorfa. Por otro lado, la escultura del Premio a la labor científica, se titula ‘Dualidad’, y representa a dos homínidos que se apoyan espalda contra espalda.

En ediciones pasadas, los Premios reconocieron la labor del presidente de la Fundación, Antonio Méndez Pozo, del investigador norteamericano de la Universidad de Berkeley (California), Timothy White, del profesor Emiliano Aguirre, primer director de los yacimientos de la Sierra de Atapuerca.

En su tercera edición, el premio recayó en el profesor Trinidad de Torres y en el Grupo Espeleológico Edelweiss. Posteriormente, el galardón le ha sido concedido a los profesores Henry de Lumley y Marie-Antoinett de Lumley, así como la Base Militar Cid Campeador de Castrillo del Val. En la pasada edición, celebrada en 2017, el Premio Evolución a la labor científica, fue para la profesora Mina Weinstein-Evron, y el reconocimiento a los ‘valores humanos’ fue para la Comandancia de la Guardia Civil de Burgos.