SALAMANCA - TURISMO
Jueves, 10 de Enero de 2019

El Camino Natural entre Béjar (Salamanca) y la provincia de Cáceres ya está abierto al público tras una inversión de 1,43 millones

ICAL - Las obras de acondicionamiento afectan a 21 kilómetros, dentro del Camino Natural Vía de la Plata

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación destinó cerca de un millón y medio de euros a las obras de acondicionamiento del tramo comprendido entre las poblaciones de Baños de Montemayor y Béjar, en las provincias de Cáceres y Salamanca, que forma parte del Camino Natural Vía de la Plata. En total, se trabajó sobre 21 kilómetros, que están señalados como Camino Rural. La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, inauguró hoy la actuación, que ya está abierta al público.

En concreto, se llevó a cabo el acondicionamiento de antiguos puentes metálicos de la línea de ferrocarril, sobre la carretera N-630 y el río Cuerpo de Hombre, ambos en Béjar, y sobre el río La Garganta, en Baños de Montemayor. Además, se trabajó sobre los antiguos túneles de la línea de ferrocarril, dos ellos en la población de Béjar, y un tercero, con sistema de iluminación incluida, en Baños de Montemayor. Además, se construyeron areas de descanso y recreativas, repartidas en las poblaciones de Baños de Montemayor, Puerto de Béjar, Cantagallo y Béjar.

Con este Camino Natural, apuntan desde la Delegación del Gobierno de Castilla y León, se pone en valor los importantes espacios naturales y recursos turísticos de la sierra bejarana, aprovechando la antigua infraestructura ferroviaria Palazuelo- Astorga que comunicaba Plasencia en la provincia de Cáceres con Astorga en la provincia de León. Con la creación de esta ruta se podrá combinar un variado grupo de usos de carácter social, como senderista, peatonal o ciclista, y favorecer la conservación del patrimonio natural, cultural y tradicional.

En concreto, la dotación del Ministerio asciende a 1,43 millones de euros y está enmarcada en el Programa Nacional de Desarrollo Rural. Aparte del uso recreativo, la senda permitirá potenciar el desarrollo socioeconómico de las zonas rurales gracias a la fijación de la población, por la revalorización y dinamización de los núcleos de población incluidos en el trazado.